Cayó una avioneta en la Mansa y solo quedó como un susto

Un anécdota que pudo ser trágica

El accidente ocurrió a finales de la semana pasada en la Playa Mansa, en una zona de dique donde salen embarcaciones, sorprendió a los veraneantes así como al equipo de guardavidas que se encontraba trabajando en la zona de parada 24. Los tres tripulantes que viajaban en la avioneta de la Fuerza Aérea no sufrieron lesiones de gravedad. El hecho se registró a 40 metros de la costa, por lo cual no ocasionó un incidente de mayor magnitud debido a la gran afluencia de público que se encontraba disfrutando de la costa.

El coordinador de guardavidas de Playa Mansa, Ariel Machado, indicó que se actuó con rapidez, colaborando en asistir a la tripulación que salió por sus propios medios. En la avioneta viajan dos pilotos y un bombero. Se precipitó al mar al quedarse sin motor y planeó para evitar caer en la zona de concentración de gente. El personal de playa trabajó en cadena logrando la colaboración de todo el personal de la zona. Los restos de la avioneta fueron atados con una soga para evitar que se adentraran al mar. Al otro día, en un operativo encabezado por la Armada Nacional, la avioneta fue retirada de las aguas de la bahía. El ROU Sirius estuvo desde tempranas horas a la altura de la parada 24 de la Mansa donde había caído el avión FAU 603, amerizando al sufrir dificultades en su motor. A bordo viajaban John Carreño, Germán Soboredo y el cabo Gereda.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *