Ahora sí explotó el verano

Una hora y media después de pasada la media noche del día jueves en Punta del Este, lo que se había transformado en moda en la capital del país, también llegó a la zona esteña, explotaron un cajero y se llevaron un gran botín. Fue en el cajero automático del banco Itaú ubicado en la Avenida Roosevelt y la parada 8, por calle Oslo. A esa hora el Centro de Comando Unificado tomó conocimiento sobre un hurto que se estaba perpetrando en ese momento. Al llegar los efectivos policiales al lugar, constataron daños en uno de los cajeros automáticos allí existentes, así como en las paredes de vidrio en torno al mismo, desconociéndose al cierre de ésta edición la suma total de dinero sustraída.

Teniendo como dato que en el lugar del hecho fueron recuperados la suma de 1.228.000 pesos uruguayos. El hecho viene siendo investigado por efectivos del Área de Investigadores del Distrito II, en coordinación con policía de Montevideo. En la zona se encontraron herramientas que pudieron haber sido utilizadas para detonar la explosión. El robo se realizó en pocos segundos, con participación de por los menos dos vehículos, uno de los cuales, marca Suzuki fue encontrado rato después en inmediaciones de la Plaza México. En diálogo con FM Gente, el vocero de Jefatura de Policía, Comisario Joe López manifestó que la policía de Maldonado ya estaba en alerta por el robo a cajeros que se ha registrado en otros puntos del país, especialmente en Montevideo. “Estamos en contacto permanente con los efectivos de Montevideo desde que comenzaron a ocurrir en Montevideo, La Dirección Nacional y dio directivas a todo el país, Veníamos trabajando con ellos y ahora nos pusimos en contacto, porque no descartamos ninguna hipótesis. Pueden ser de acá, ser extranjeros, pueden ser los mismos, estamos trabajando con personal de la capital del país para tratar de esclarecer este hecho”, culminó. Las modas llegan en temporada y esta no escapó a la generalidad, el asalto de cajeros por medio de bombas que explotan y los dejan a la merced de los ladrones no había ocurrido, hasta éste jueves de madrugada.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *