Medio minuto alcanza para cambiar el rumbo de una familia

Ola de violencia en Maldonado desata la ira de vecino que salieron a las calles a pedir respuestas

Cada lunes se pedirán respuestas ante la Jefatura sobre los procedimientos y los pedidos que se han realizado

Unos 26 segundos, en el local del Maestro Italiano, cerca de 30 en un almacen de Ocean Park, escaso tiempo el que se necesita para cambiar el rumbo de una familia, para truncar una vida. Las cámaras de esos locales nos favorecieron para ver el resultado de la impunidad, ambas con mejor fin que lo acontecido hace una semana en el mercadito de Darwin Miraballes, a él, esos pocos segundos lo llevaron a la muerte. Unos días antes le había tocado a una pizzería de la zona, con otra muestra irrefutable de la impunidad con la que operan estos malvivientes. El propietario de la pizzería dijo a los medios que lo más extraño fue que luego de ingresarle a su local, apuntar con una pistola y poner una escopeta de caño recortado en la barriga de uno de los repartidores, al salir con el “botín”, lejos de huir despavoridos de la zona, se detuvieron en la esquina de la cuadra y se pusieron a contar la plata. “Piden la plata. Le damos la de la caja y querían más. Querían la plata de uno de los repartidores. En eso me dan un cachetazo a mí, me dicen que sabían que era el dueño y que querían más plata. También señalaban y me decían que no apretara el botón de pánico. Nos mandan poner a todos en el piso y se retiran. Y, sin ninguna preocupación, se van a la esquina y se ponen a contar el dinero. Recién despumes de eso se van”, narró a FM Gente, pablo Calvo, propietario de la céntrica pizzería. Unos días después quien no pudo contar en primera persona lo acontecido fue el comerciante Darwin Miraballes, quien fuera ultimado en un hecho que levantó a la ciudad y a todo el departamento.

“Justicia para Darwin, seguridad para todos”

El fin de semana pasado una movilización espontánea clamó por justicia, pero un día después, el lunes por la tarde, los salones de la Unión de Comerciantes Minoristas fue el epicentro de los reclamos. Allí se planificó la marcha de cerca de 2000 personas que se cristalizó en la tardecita del mismo lunes y que llevó a la Jefatura de Maldonado una proclama con algunos de los reclamos de vecinos que marcharon al grito de justicia. Unas horas antes, los vecinos y comerciantes en la Unión de Comerciantes pidieron el regreso de la Guardia republicana a las calles de Maldonado, mayor presencia policial y hasta alguna voz exclamó, “si es necesario que saquen las Fuerzas Armadas a la calle”. En esa lucha que se debe realizar contra el “pichaje” como todos consensuaron en llamara estos delincuentes se agregaron varios pedidos que iban surgiendo a medida que comerciantes y vecinos comunes hacían uso de la palabra. No fueron pocos los que recordaron el accionar de la actual Directora de asuntos legales de IDM, Dra. Adriana Graciuso, quien dejó en la retina de los vecinos la aplicación la ley antivagancia que devolvía a sus departamentos de origen a quienes deambulaban por las calles departamentales sin actividades comprobables y además tenían algún tipo de antecedente.

Los presentes también recordaron, lo que catalogaron como un error al instalar la cárcel regional en Las Rosas, “los que salen de ahí que los manden a sus departamentos o a donde los agarraron pero que no anden acá”, exclamaron. “Esperemos que tanto la policía, como la Justicia, como el poder político entiendan que acá lo que estamos tratando es de defender una clase trabajadora y de gente de bien. Esperamos que se pueda llevar a cabo todo esto”, dijo daniel Pígola, presidente de los minoristas y encargado de entregar la proclama en las puertas de jefatura, la que fuera recibida por el comisario Joe López, quien pidió a los vecinos que “confíen en la policía”. Los habitantes del departamento siguen manifestándose y realizando pedidos como por ejemplo endurecer la inspección de cuidacoches sin permiso en la calle y controlar a quienes han copado las plazas departamentales e impiden que la gente de bien puedan hacer uso de las mismas.

Un día después de las movilizaciones y en una situación reñida con toda la lógica pues se podía suponer que los ánimos y la sensibilidad estaban a flor de piel, ingresaron a la fábrica de pastas El Maestro Italiano, a punta de pistola en un hecho que tuvo una excelente y rápida respuesta de la policía quien a pocas horas ya capturó al principal protagonista del hecho y lo puso a disposición de la Justicia. “Nos tenemos que conformar con que no pasó nada. Lo que quisiera saber es quién nos escucha. Los comerciantes estamos medio entregados. Creo que hay que aprontar las valijitas y decir chau”, dijo Henry Pesca, propietario del negocio a FM Gente. Después lo que sigue, otro intento de rapiña con las mismas características cortado a tiempo por fuerzas policiales en la zona de Wilson Ferreira Aldunate, más un hecho similar en Ocean Park, donde el delincuente a cara descubierta huyó del lugar. Todo pasa muy rápido, como los segundos que les lleva atacar a un local y dejar sembrada la desconfianza y la inseguridad, es el mismo tiempo que pasa para que lamentablemente pase algo similar.

En la semana, diferentes sectores políticos se han reunido con el Jefe de Policía, tratando de conocer detalles de primera mano. Aunque acá lo más significativo es que quienes tienen el poder de decisión, muestren cambios, den seguridad y por sobre todo marquen presencia en nuestras calles. Los vecinos han manifestado su compromiso y cada lunes a las 19:00 horas marcharán hacia Jefatura, con nuevos pedidos y buscando respuestas a los planteos. Maldonado salió a la calle, están hablando los que normalmente no tienen voz y piden “Justicia para Darwin y seguridad para todos”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *