SUNCA no quiere barreras departamentales en la contratación de trabajadores para nuevos proyectos edilicios

Luego de la realización de un plenario sindical, el SUNCA, dejó clara su postura sobre como se viene dando la reactivación de la industria de la construcción en Maldonado. Según los obreros del sector no se acoplan al objetivo impuesto por el gobierno departamental de que los inversores que impulsan cada uno de los proyectos que se van aprobando contraten “únicamente a obreros nacidos y radicados en el departamento”.

El referente departamental del Sindicato Unico de la Construcción y Anexos, reconoció que en las reuniones de los trabajadores con autoridades departamentales siempre se mantuvo “una postura responsable y firme”, sobre la preponderancia que debían tener los trabajadores al definir los aspectos técnicos, bregando “por la concreción de cada metro cuadrado de construcción que signifique la apertura de nuevos puestos de trabajo”. Pedro Arismendi estimó que hay coincidencias con los aprobado en el decreto 3965 votado en la Junta Departamental el 11 de mayo.

Explicaron los trabajadores de la construcción que harán todo lo posible para “hacer cumplir dicho decreto municipal, principalmente en los puntos que se refieren a la limitación de contratación de mano de obra extranjera y a la contratación de porcentajes acordes a mujeres así como a personas con discapacidad, como también a los plazos de ejecución estipulados”. Estimó además que los sindicalizados están convencidos que “los trabajadores no tienen barreras, peajes, límites, ni fronteras a la hora del derecho al trabajo”. “Tenemos definido como gremio que todos los trabajadores tenemos derechos al trabajo”. Sentenció Arismendi que un criterio a tener en cuenta es que “vengan todos lo que tengan la posibilidad o hayan trabajado en el departamento. Tener una historia laboral en el BPS eso ya da la posibilidad de trabajar. Y los que van a trabajar por primera vez, que tengan 18 años, presentando un certificado de domicilio, puedan entrar a trabajar”.

POR AHORA HAY POCOS CAMBIOS EN NÚMEROS DE DESOCUPACIÓN

Arismendi también habló de obras que ya están “caminando”, como puede ser el emprendimiento de Grosskopf en Parada 16, aunque por ahora la diferencia no se nota. “Todo el mundo dice que el 2018 va a haber mucho trabajo en esta área en Maldonado. Esperemos poder dar satisfacción a la desocupación que hay, que es muy grande y la verdad que por ahora la aguja no se ha movido. Seguimos teniendo una desocupación que anda arriba de 5.000 trabajadores, solo en la construcción. Y hay más en los sectores que dependen de la construcción. En esta obra de la Parda 16 entraron 20 trabajadores. Eso no movió nada. Vamos a hacer un balance en el primer semestre de 2018”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *