Asentamiento El Placer: Una historia de 60 años que llega a su fin

Un “poroto de aquellos” se anota la administración Antía

A buen ritmo y sin inconvenientes las familias asentadas comenzaron a mudarse a viviendas regulares.

En un hecho catalogado como “histórico para el departamento” el intendente Enrique Antía encabezó el traslado de las seis primeras familias, de las 110 que optaron por llave en mano en zona del Asentamiento El Placer.

Las nuevas viviendas fueron financiadas a 10 años a un valor de dos unidades reajustables por mes y en el lugar que dejan las autoridades ya “sueñan” con una mega zona de entretenimiento largamente anhelada por la sociedad local.

Autoridades, equipos técnicos y cuadrillas de la Intendencia de Maldonado despliegan, desde el pasado miércoles, un gran operativo consistente en la mudanza y derribe de las casas del referido asentamiento. Antía recordó que en el año 2003 y durante su primer gobierno se logró trasladar varias familias “pero no alcanzó el tiempo para encarar todo el barrio”. En esta nueva etapa se trabajó sobre la experiencias y los errores para concretar este objetivo “histórico porque es imposible pensar en formar una familia en estas condiciones”. El jefe comunal destacó el trabajo de un equipo de “gente capacitada y muy humana” que obtuvo la aprobación de más de un 90% de las familias. La inversión efectuada por la IDM “lo vale porque se mejorará la calidad de vida de estas personas y esto va a quedar para la comunidad”. El jefe comunal recordó la inundación sufrida hace 15 años “que sacudió a todo el barrio” y movilizó a la administración, la cual demostró “la voluntad de trasladarlos para buscar un futuro mejor”.

A pesar de las suspicacias, Antía dijo que detrás de todo este trabajo “no hay otro objetivo que “vivir mejor y tener mayores oportunidades”. Es un momento en donde “las ilusiones pasan a ser realidad demostrando que hay un camino de solución y con esperanza para muchos uruguayos”. El proceso continuará hasta completar el traslado de las 110 familias que optaron por la modalidad llave en mano y cumplirán el sueño de acceder a una casa digna a pagar durante los próximos diez años. El director de Vivienda, Desarrollo Barrial y Salud, Alejando Lussich, destacó que “todas estas familias se realojan mediante el diálogo”. Entre los primeros reubicados se encuentran dos personas con discapacidad, a las cuales se le entregará una vivienda acorde a sus necesidades. Lussich sostuvo que “el sentido de este programa es reinsertar y regularizar a todos estos vecinos que estaban viviendo en contextos que no condicen con el mínimo de dignidad que uno puede pretender”.

A cada beneficiario se le fijó una cuota de acuerdo a las condiciones económicas de cada familia y tendrán la obligación de pagar su vivienda en un plazo de diez años. Por otra parte, firmaron los contratos de servicios públicos y un reglamento de convivencia. Por último, Lussich dijo que lo recaudado se volcará en otros proyectos similares y destacó que “en el futuro toda la sociedad de Maldonado verá el aprovechamiento de esta zona tan atractiva”. Por su parte, para completar el número total de trasladar a las 150 familias que hay en la zona, se está culminando los detalles de la documentación de la tierra adquirida para comenzar con las obras destinadas al realojo de las 40 familias que optaron por el sistema de autoconstrucción, restando solamente cinco familias en el lugar que no aceptaron la propuesta de la IDM y sobre las cuales, Lussich expresó que “aún se apuesta a lograr reubicarlos pero en caso contrario actuará la justicia”.

“Detrás de Eduardo” se irán 150 familias

El intendente Enrique Antía destacó una y otra vez en estos días que es una señal de confiabilidad y demuestra que “se puede”. “Estamos conformes porque le vimos las caras a las familias. Les entregamos las llaves. Hay una esperanza de un cambio de vida, de llegar a un rancho propio. Esto es muy valioso para una familia, para consolidar un estilo de vida”, afirmó. Antía rememoró que también en su anterior administración se resolvió el tema del asentamiento de Maldonado Nuevo y del Cuñetti”.

Eduardo fué el primer vecino realojado

El Cuñetti pasó a ser el barrio Los Olivos y Maldonado Nuevo pasó a ser tres barrios juntos, que forman un gran barrio. “Nos ayudó mucho ese pasado, haber cumplido, y el testimonio de esos vecinos que lo vivieron y sabemos que cumplimos para resolver rápidamente esta situación. Y esto va a servir para que otros crean y así formar una cadena para que podamos ayudar a las familias de Maldonado”, enfatizó. Según lo informado y en virtud de la rapidez con que se han realizado los primeros traslados, se puede predecir que unos 20 días, se completará la mudanza de las primeras 110 familias. La primera solución habitacional, el primer proceso de mudanza, consistente en la salida del habitante del asentamiento con sus cosas y la inmediata destrucción de su vivienda, fue para Eduardo, un vecino con problemas de movilidad y que gustoso y con esperanza aceptó la solución. “En el momento que se produce la mudanza, se procede a la demolición de la construcción irregular. Por eso están acá las máquinas. Van a quedar los escombros y luego se hará una tarea de prevención por parte de la funcionarios del cuerpo inspectivo, con el apoyo de la policía, con el fin de evitar que otras personas puedan instalarse en el lugar”, admitió Lussich. El primer realojado, panadero de profesión y ahora jubilado, ocupará una vivienda especial y según dijo aceptó pues “nos vamos para bien, para mejorar”.

Los asentados se ubicarán dentro de los complejos construidos en el barrio Urbanización al Este, en los sectores Manzana M – calle José Pedro Cardozo- y Tocones I -continuación avenida Aiguá-. El espacio, se encuentra próximo a una escuela y un liceo, se instalará un CAIF; y una policlínica de ASSE; además de otros servicios. La zona ya cuenta con saneamiento e infraestructura que mejorarán la calidad de vida de estos habitantes.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *