Charla inspiracional motivacional con Smirnoff

Tembo Indie, la Cámara Empresarial de Maldonado y Semanario Realidad, invitan a la “Charla inspiracional motivacional con Smirnoff”, a cargo del joven ruso, Yasik Smirnoff. Será de acceso gratuito el próximo martes 11 de julio, 19:30 horas, en la Cámara Empresarial de Maldonado, 25 de mayo casi Dodera. Mayor información al 091 323 588.

Una historia de vida

Con solo 18 años, el ruso Yasik Smirnoff tenía una vida prácticamente perfecta, de esas que uno sueña alcanzar más cerca de los treinta: se había recibido de físico, había ganado una beca para estudiar en China, había fundado su propia empresa en el país asiático, se había casado, estaba teniendo éxito con su emprendimiento y era rico. “Tenía todo lo que la gente quería: dinero, una hermosa esposa, mi propio negocio, era joven, sano, inteligente y tenía éxito”, dice. Pero todo eso para él no era suficiente.

La rutina empezó a “matarlo” y comenzó a preguntarse qué se llevaría con él si muriera mañana, y llegó a la conclusión que eran las experiencias que uno tenía en la vida lo verdaderamente valioso, y no los objetos materiales que uno va adquiriendo. “Puedes perder el auto, el dinero, el apartamento, pero lo que no puedes perder es lo que has vivido ni tu personalidad”, reflexionó Smirnoff. Por eso, luego de un año de haber estado haciendo lo mismo decidió abandonarlo todo. Dejó su negocio, cerró sus cuentas bancarias, se divorció de su esposa y emprendió un desafío que para su mente en aquel momento “era imposible”: recorrer más de 100 países sin dinero antes de llegar a los 22 años. Y lo logró antes de lo que esperaba. A los 21 ya había visitado 107, por lo que se propuso ir más allá y se fijó como meta recorrer todos los países del mundo antes de los 25.

Hoy con 23, lleva 135 y está de visita en Uruguay, el último país de América del Sur que le quedaba por recorrer. A lo largo de sus travesías, el joven ruso Yasik Smirnoff, ha dado conferencias en distintas instituciones y organizaciones.

El objetivo que tiene con sus viajes es lograr inspirar a las personas para que emprendan sus propios proyectos y puedan traspasar las fronteras. Hace dos años creó una serie de fundaciones: una en Londres, otra en Estados Unidos y otra en Latinoamérica. Una de ellas trabaja con niños de familias de bajos recursos o que no tienen educación y les enseñan habilidades útiles como, por ejemplo, trabajar con madera o con metales. “Les enseñamos cómo pueden hacer dinero por ellos mismos”, cuenta. Otra de sus fundaciones llamada Health and Help ayuda a que las personas que necesitan tratamientos médicos puedan recibirlos sin ningún costo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *