Kelly Keiderling destacó la seguridad como algo fundamental para atraer inversores que generen “trabajo digno”

Embajadora de USA visitó Maldonado

“Hay muchos residentes de los Estados Unidos, fundamentalmente jubilados, que están eligiendo Punta del Este como su última residencia”, reconoció la representante diplomática del gobierno de Donald Trump.

En el ida y vuelta que se dio en la conferencia realizada en el quinto piso de la Intendencia Departamental, el propio Intendente Antía le agregó que esta zona es ideal para que aquellos que pueden trabajar a distancia y venir con sus familias a vivir a Maldonado. Interesada por los proyectos de inversión; desarrollo; seguridad; trabajo; y educación, Kelly Keiderling, quien es Dominicana de nacimiento y por ende domina perfectamente el español admitió que al cumplirse 150 años de relación bilateral entre USA y Uruguay sintió la necesidad de salir de la embajada capitalina para recorrer los departamentos de mayor relevancia del país, en un gira que además de maldonado incluyó a departamentos como Colonia. Hoy, en Uruguay hay unos siete mil estadounidenses residentes, aunque no se pudo determinar exactamente por parte de la embajadora, cuantos de ellos viven en nuestro departamento.

Salvando las distancias la diplomática encontró semejanzas culturales entre su país y maldonado, lugares a los que dijo “acuden inmigrantes de muchas partes, como pasa en Maldonado, buscando nuevas salidas laborales y mejoras en la vida”. La trata de personas; la creación de puestos laborales y la seguridad fundamentalmente fueron temas tocados en una reunión privada que duró aproximadamente unos 45 minutos en la oficina del Intendente.

Exención de Visa sin variantes

Kelly Keiderling, quien además visitó la Alianza Cultural Uruguay – Estados Unidos en Maldonado, habló con empresarios y se mostró por demás interesada en conocer el “famoso” liceo Nº 4 Eduardo Víctor Haedo; donde “hay mentes tan brillantes” dijo, por el desarrollo de proyectos sobre ciencia y tecnología y el destaque en concursos de la NASA, despejó dudas sobre el proceso migratorio y las políticas impulsadas por el presidente Trump. En la búsqueda de ingresar a Uruguaya en un Programa de Exención de Visas que haga que no sea necesaria la mencionada Visa para ingresar a Estado Unidos, algo que en América solamente pasa con Chile, reconoció que se sigue por buen camino. Las políticas del nuevo presidente “no han tenido ningún impacto en lo que es la obtención de visas y se logran sin mayores problemas”, dijo.

Admitió además que actualmente trabaja junto al gobierno uruguayo con los flujos migratorios para seguir avanzando en el tema. “El siguiente paso es poder compartir la información apropiada de gente que se mueve de país en país”, agregó. Mencionó también que los uruguayos que viven en los Estados Unidos y que lo hacen en forma legal no tendrán problemas, no obstante que la preocupación debe estar en torno a quienes no cumplan con esta premisa. Keiderling coincidió con Antía en que la mayor preocupación es la de crear “puestos de trabajo dignos”, de alentar las inversiones en la zona, aunque no descartó tampoco “que capitales e inversionistas locales puedan hacer negocios en Estados Unidos”. En el encuentro entre otras cosas el Intendente departamental le informó a la Embajadora que en tiempo cercano la IDM abrirá una licitación para la compra de maquinaria agrícola y víal que pueda generar interés a empresas americanas. También Antía afirmó que la embajadora se interesó mucho por la instalación de un hospital de última generación, con áreas residenciales, “algo que le interesa mucho al habitante de su país (USA)”, dijo el jerarca asegurando que le golpeará la puerta en busca de oportunidades de cooperación.

“Yanquis go home”

La diplomática que visitó Maldonado y que hoy lidera la representación de USA en Uruguay no es una desconocida para el mundo. Keiderling, una diplomática de carrera y que ha estado ya en varios países, fue uno de los nombres que surgieron en una cadena nacional en el año 2013 cuando el Presidente de Venezuela, Nicolás Mduro expulsara a la representación de aquel país. “Yanquis go Home” gritó maduro y leyó su nombre junto con dos representantes más del gobierno norteamericano acusándola de conspirar contra Venezuela, algo que desmintió rotundamente la actual embajadora en Uruguay.

En la conferencia del martes le recordamos aquel hecho de hace cuatro años y le pedimos una opinión sobre el momento que hoy vive el país del norte de América del Sur. “Veo a Venezuela como cualquier ser humano de esta tierra, en el Siglo XXI no deberíamos tener presos políticos. Fue un país democrático donde incluso los uruguayos viajaron allí para refugiarse de la dictadura de Uruguay. Hoy veo todo con mucha tristeza, no solo por haber salido accidentadamente de Venezuela, sino como un ser humano que se preocupa por lo que ve. Muertes, heridos, violencia,  ningún ser humano quiere cambios así, debería ser a través del diálogo”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *