Desabastecimiento de gas obliga a tomar medidas drásticas

supergas-1Al cierre de ésta edición y luego que el gobierno desestimó la declaración de servicio esencial para la distribución de gas, sindicato y patronal se acercaba a una solución, por lo menos parcial, del conflicto que aqueja a nuestro departamento y desde hace unos días a todo el país.

En la jornada del jueves, los agremiados decidieron levantar la medida de paro en todas las plantas, menos en la de Riogas. No obstante ello, la situación en ésta última empresa sigue siendo muy dificultosa pues en una reunión en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social se insistía en el reintegro de los trabajadores despedidos en Maldonado y Montevideo. En el medio, el pueblo, las escuelas, la salud, los sectores gastronómicos, hoteleros, un sin fin de actividades que están altamente perjudicadas por la situación. La pregunta se impone y llegó al plenario departamental donde el edil Darwin Correa habló del desamparo hacia Maldonado del Poder Ejecutivo Nacional.Afirmó el edil nacionalista que la situación generada por más de dos semanas es “una más de las tantas ausencias que tiene el Poder Ejecutivo nacional cuando se trata de Maldonado, desde el Peaje de Solís hasta el de Garzón; parece que no existiéramos para el Gobierno nacional”. “Las personas más humildes no piden delivery, no tienen plata para pedir comida por teléfono y que se la traigan; esas son las personas que más han sufrido este paro injusto.

Algunos de los hoteles del departamento de Maldonado estaban dispuestos a cerrar sus puertas porque no tenían gas, que es la energía para la calefacción, para las piscinas climatizadas, para el agua caliente en los baños. Restoranes de nuestro departamento iban a cerrar sus puertas porque no tienen gas para realizar su tarea, con la consiguiente problemática de dejar sin trabajo a vecinos del departamento”. Si bien Correa festejó que no hubo días de gran frío, que hubiera generado problemas mayores, se preguntó: “¿qué pasa si esto sucede en los meses de temporada, donde todo está trabajando con mucho más ritmo y más fuertemente, ¿qué sucedería con los hoteles, con los restaurantes, qué pasa en este departamento?”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *