El Diputado Germán Cardoso denunció a OSE y al Ministerio de Medio Ambiente por prácticas que calificó como incompetencia o corrupción y le reclamó a las autoridades el hecho de no haber respondido a sus preguntas a pesar de las más de tres horas de exposición del oficialismo y de casi 10 horas de duración del llamado a sala. Sustentó sus acusaciones en denuncias concretas respecto al proceso de potabilización del agua. Por ejemplo, en el uso de cloro, gas licuado, un gas peligroso que es considerado en el mundo como un arma letal y que OSE utiliza en Aguas Corrientes en un volumen de aproximadamente 2,5 toneladas por día, y que es almacenado y transportado casi sin controles especiales. Este peligroso elemento es sustituible por el uso de hipoclorito de alta concentración, lo que le generaría a OSE un ahorro de unos 1,3 millones de dólares al año, con solamente un camión por día y con una reducción en el uso de soda cáustica. Ese cloro gas licuado hoy OSE lo paga a 2.000 dólares la tonelada, mientras que el mismo proveedor lo exporta a Brasil a 66 dólares la tonelada. En la interpelación se denunció también la inacción del Ministerio respeto al cumplimiento del Convenio de Minamata, firmado por Uruguay en 2014 y que busca eliminar el uso de mercurio. Se señaló especialmente la inconsistencia del gobierno al haber emitido un decreto en enero de este años para prohibir la importación de lámparas y termómetros de mercurio, los que significan unos 63 kilos por año, mientras que el gobierno no hace nada respecto a la importación de mercurio a granel. El Diputado Cardoso denunció que la última importación de mercurio para uso industrial de la empresa Efice se concretó el pasado 1º de marzo, siendo de 4,5 toneladas, el mismo día que el presidente Vázquez realizó su acto de rendición de cuentas en el Antel Arena, y en el que no se incluyó ninguna mención a la gestión ambiental. La interpelación planteó también el tema de la cianobacterias y Cardoso calificó de negligente la gestión del Ministerio de Medio Ambiente por haber generado ese problema que tiene un alto riesgo de afectar al turismo, principal fuente de divisas del país. Especialmente destacó lo manifestado desde el gobierno respecto a la imposibilidad de actuar con medidas que permitan “mover la aguja” en este tema, planteado alternativas y exigiendo acciones concretas que solucionen este problema. Cardoso se mostró sorprendido ante la actitud de las autoridades quienes deslindaron responsabilidades en la gestión ambiental y se las atribuyeron a la población. Ante esto, Cardoso exigió respuestas en el ámbito parlamentario, espacio natural de rendición de cuentas a los representantes de la ciudadanía, además de plantear soluciones. Se presentó también un informe del Instituto de Derecho Humanos sobre la situación de los lodos en Aguas Corrientes, denunciando el incumplimiento de OSE de sus recomendaciones.

Reclamo por policía caminera

“El Gobierno tiene la obsesión de desintegrar la Policía Caminera”, destacó también el diputado Cardoso en esta semana. Esta concepción hizo que el legislador pidiera informes al Ministerio del Interior, esgrimiendo que desde el Estado se apela al “lento deterioro” de la ex Dirección de Policía Caminera. Aputando a que todo va hacia la absorción de dicha repartición por la Guardia Republicana, Cardoso estimó que se trata de “una represalia de lo ocurrido en la pasada Ley de Presupuesto, cuando no se pudo lograr la subordinación de la Caminera”. Cierre de destacamentos ya concretados, y comentarios de futuros cierres, serían para Cardoso prueba de sus sospechas. Agregó el legislador que el gobierno debe tomar conciencia, “rectificar caminos, recapacitar, reconocer desaciertos modificando acciones”, pues indicó que es incompatible la fusión de la Policía Caminera con la Guardia Republicana. “Sabiamente fueron concebidas como unidades independientes, cada una especializada en su específica área de seguridad. Que la Guardia Republicana se dedique a confrontar la inseguridad pública que vive nuestra población, que encare los graves problemas y enfrentamientos que existen por el narcotráfico en Montevideo, en barrios de Minas, Maldonado y San Carlos, por citar sólo algún ejemplo, que nos va la vida en ello para sostener una convivencia pacífica, y respalden debidamente a la Policía Caminera o Policía de Tránsito, como quieran llamarla, con equipamiento, reforzando destacamentos y sub destacamentos, aumentar sus recursos humanos, para que nuestras rutas y caminos nacionales sean custodiados por agentes especializados, como sucede en todo país que se precie de sensato”, enfatizó el legislador.