Durante la inauguración del local del sector Renovación, el líder del grupo, Dr. Federico Casaretto, fustigó la política del gobierno en materia de seguridad y se comprometió a continuar trabajando para terminar con la realidad de hurtos, rapiñas y copamientos que sufre la población de Maldonado y el país. Dijo que el primer paso para concretar los cambios es votar en la elección interna del 30 de junio. Casaretto recordó que “nunca la seguridad formaba parte de la preocupación de la gente y hoy es el primer problema que la gente identifica”. Además, señaló que en Maldonado se comenzaron a concretar delitos, como arrebatos y copamientos, que tiempo atrás no existían o no en las cantidades que se registran actualmente. “Queremos un gobierno de mano justa, que aplique las leyes, que no se maneje por ideologías, que no libere a los presos porque sí y un gobierno que no termine haciendo sentir culpable a quien fue la víctima”, dijo. Para eso, agregó, “se requiere aplicar en forma irrestricta las leyes y acá lo que tenemos es una justificación permanente del delincuente que entra por un lado y sale por el otro”. Consideró que “el ministro no tiene credibilidad” y por eso, explicó, “queremos un presidente que se preocupe y esté al lado del policía”. “Hemos estado durante 15 años con un gobierno del FA y la gente nos pide que hagamos algo para cambiar este modelo”, y explicó que para eso “hay que trabajar en política y votar en la interna” que si bien no es obligatoria la consideró “fundamental” porque define quién será el candidato del partido. “Luis Lacalle Pou es un hombre joven, experiente, que sabe armar equipos, con un programa sólido y que va a buscar a los mejores sin importar de qué partido son” dijo Casaretto, fundamentando su elección de trabajar por esa candidatura.